20 de mayo de 2009

LA INTEMPERIE DEL DISCURSO

Querido:
Los poetas no mueren. Ante tu muerte, reconozco sin embargo haber tenido un sobresalto al enterarme, una preocupación por lo prematuro. Recordé rápidament algunas escenas donde estuvimos juntos, vos no calculabas que un golpe al corazón y todo se termina.
Siempre estabas preocupado por la falta, tal vez sea este razgo femenino, lo que no te dejó encontrar a la princesa que bancara al poeta de tus sueños. Ocultabas entre consonantes el padecimiento. Liberal sin ataduras, padecías heridas invisibles del saber y no ser. Un sujeto sujetado al paroxismo de leyes inviolables, deseando siempre lo lejano y sin embargo, había elegido una vida fácil.
Impsible retener lo que anhelabas, tu vida fue un río donde la espuma de la imaginación se diluía. Dos corrientes en pugna, un mar ciertamente embravecido.
Alguna vez te escribiré un poema y te haré vivir con una princesa, siendo el principal invitado en su palacio.
Ella será habitante de una clase noble donde todo es posible, menos ser un poeta, Diosa enamorada de tus letras.
En esta noche donde estás muerto, te acompañaré a ningún lugar. No es extraño entre nosotros esa ruta.

(del libro de Lucía Serrano "Blues para la Corona")

14 comentarios:

  1. Muy buen post! Y es verdad.... los poetas no se mueren pues quedan sus versos que los mantienen vivos en cada lectura

    ResponderEliminar
  2. No pueden morir los poetas,si lo hicieran ¿quien alimentaria el espiritu?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Un sujeto sujetado al paroxismo de leyes inviolables, masculino o femenino, se preocupa por la falta.
    En la noche de la muerte, donde es imposible retener lo que se anhela, se detiene la poesía.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Nos consolamos con su obra, con sus poemas, pero la verdad es que su pérdida es dolorosa e infinita. Los poetas no deberían morir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Excelentes letras, es un gusto maravilloso leerte.

    Las letras no mueren, solo permanecen grabadas a fuego en el alma.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola Lucia, vengo a curiosear por tus dominios si me lo permites, y a agradecerte que sigas mi blog, me he sentido muy alagada, muchas gracias. Y que gran verdad esta entrada, ¿que haría el mundo sin los poetas?
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Lucía, precioso extracto. Gracias por tu visita. Yo también te sigo porque me gusta tu blog. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Lucia, hasta los poetas que ya no estan, disfrutan de tus escritos, desde allá, donde solo llega lo bello.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. El poeta no se muere
    siempre queda su poema
    que al leerlo no te hiere
    y da vida, quita pena.

    Lucía Serrano excelentes poemas nos estás regalando.

    Gracias. Abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Lucia ,
    Sin duda fantástica publicación.
    Me fascina " poeta de tus sueños " .
    Creo que es justo y necesario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola Lucía, me llevas al poeta siempre vivo, a saber que lo único importante es lo sentido en lo vivido y perder el miedo a lo superfluo a lo impuesto... Te sigo porque quiero sentir, aprender y porque me lo merezco. Gracias

    ResponderEliminar
  12. ¡Ah, la posteridad!...
    Es triste, pero a veces me pregunto: después de todo, ¿quién era Shakespeare?

    Un abrazo, Lucía.

    ResponderEliminar
  13. Hola!!

    Que bien describes las sensaciones!

    De verdad uno siente que esas palabras fluyen por uno mismo como agua de manantial.. fresca, transparente y saludable!

    Felicitaciones tambièn por este escrito

    =)

    Conocès la revita PERIPLOS EN RED?

    Si quieres, èchale un vistazo.. tiene publicaciones muy interesantes!

    www.periplosenred.blogspot.com

    Un abrazo y muy buena suerte!

    =)

    Guillermo E. Tibaldo

    ResponderEliminar

https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=2826493871469319904#postandcommentsettings