29 de diciembre de 2010

FELICES FIESTAS A TODOS Y A CADA UNO

A los hombres futuros
1
Verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.

Es insensata la palabra ingenua. Una frente lisa
revela insensibilidad. El que ríe
es que no ha oído aún la noticia terrible,
aún no le ha llegado.
¡Qué tiempos éstos en que
hablar sobre árboles es casi un crimen
porque supone callar sobre tantas alevosías!
Ese hombre que va tranquilamente por la calle
¿lo encontrarán sus amigos
cuando lo necesiten?
Es cierto que aún me gano la vida.
Pero, creedme, es pura casualidad. Nada
de lo que hago me da derecho a hartarme.
Por casualidad me he librado. (Si mi suerte acabara,
[estaría perdido).
Me dicen: «¡Come y bebe! ¡Goza de lo que tienes!»
Pero ¿cómo puedo comer y beber
si al hambriento le quito lo que como
y mi vaso de agua le hace falta al sediento?
Y, sin embargo, como y bebo.
Me gustaría ser sabio también.
Los viejos libros explican la sabiduría:
apartarse de las luchas del mundo y transcurrir
sin inquietudes nuestro breve tiempo.
Librarse de la violencia,
dar bien por mal,
no satisfacer los deseos y hasta
olvidarlos: tal es la sabiduría.
Pero yo no puedo hacer nada de esto:
verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.
2
Llegué a las ciudades en tiempos del desorden,
cuando el hambre reinaba.
Me mezclé entre los hombres en tiempos de rebeldía
y me rebelé con ellos.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.

Mi pan lo comí entre batalla y batalla.
Entre los asesinos dormí.
Hice el amor sin prestarle atención
y contemplé la naturaleza con impaciencia.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.
En mis tiempos, las calles desembocaban en pantanos.
La palabra me traicionaba al verdugo.
Poco podía yo. Y los poderosos
se sentían más tranquilos, sin mí. Lo sabía.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.
Escasas eran las fuerzas. La meta
estaba muy lejos aún.
Ya se podía ver claramente, aunque para mí
fuera casi inalcanzable.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.
3
Vosotros, que surgiréis del marasmo
en el que nosotros nos hemos hundido,
cuando habléis de nuestras debilidades,
pensad también en los tiempos sombríos
de los que os habéis escapado.
Cambiábamos de país como de zapatos
a través de las guerras de clases, y nos desesperábamos
donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella.

Y, sin embargo, sabíamos
que también el odio contra la bajeza
desfigura la cara.
También la ira contra la injusticia
pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros,
que queríamos preparar el camino para la amabilidad
no pudimos ser amables.
Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos
en que el hombre sea amigo del hombre,
pensad en nosotros
con indulgencia.

BERTOLT BRECHT

24 de diciembre de 2010

D E S A Y U N O

Ha echado café
En la taza
Ha echado leche
En la taza de café
Ha echado azúcar
En el café con leche
Con la cucharilla
Lo ha removido
Y se ha bebido el café con leche
Y ha dejado la taza
Sin hablarme
Ha encendido
un cigarrillo
Ha hecho aros
Con el humo
Ha dejado caer la ceniza
En el cenicero
Sin hablarme
Sin mirarme
Se ha levantado
Se ha puesto
El sombrero
Se ha puesto
El impermeable
Porque llovía
Y se ha marchado
Bajo la lluvia
Sin una palabra
Sin mirarme
Entonces me he cubierto
La cara con las manos
Y he llorado.

JACQUES PRÉVERT
Francia-1900
De “Palabras”

* * * *

23 de diciembre de 2010

TÚ NO ESTÁS




Tú no estás y sin embargo mis ojos intentan beber el agua de
nuestras playas mansas.
Tú no estás y es la sombra del reino la que muestra mi espada.
Tú no estás y errantes las mañanas calculan la memoria.
Tú no estás y consumo sin alegrías los instantes que aguardan.
Tú no estás y como yegua enloquecida trago mi propia rabia.
Tú no estás y es la misma lluvia que moja los azahares blancos
que tú me regalaras.
Tú no estás y la música no graba los silencios que nosotros dos
ya descartamos.
Será contigo amor, a tu lado, donde acabará definitivamente
esta nostalgia.
Tú no estás y es este sentimiento alborotado el que se traga la
luz de oro y plata.
En tu ausencia fue imposible amar las despedidas, hasta los
peregrinos que me seguían te esperaban.
Tú no estás y ciegas tropiezan mis andanzas.
Cuando tú no estás amor, intento no llenar el vacío que sumiso y
solitario me acompaña.
Tú no estás y a nuestro destino lo acompañan palomas blancas.

(del libro de Lucía Serrano “La Ineptitud de los Vampiros”)

21 de diciembre de 2010

HE VISTO A MUCHOS ...

He visto a uno que se había sentado sobre el sombrero de otro
estaba pálido
temblaba
esperaba algo... cualquier cosa...
la guerra... el fin del mundo...
ni siquiera podía hacer un gesto o hablar
y el otro
el otro que buscaba “su” sombrero estaba más pálido todavía
y también temblaba
y repetía sin cesar:
mi sombrero... mi sombrero...
y tenía ganas de llorar.
He visto a uno que leía los diarios
he visto a uno que saludaba a la bandera
he visto a uno que vestía de negro
tenía reloj
una cadena de reloj
un monedero
la legión de honor
y quevedos.
He visto a uno que arrastraba a su hijo de la mano
y que gritaba...
he visto a uno con un perro
he visto a uno con un bastón estoque
he visto a uno que lloraba
he visto a uno que entraba en una iglesia
he visto a otro que salía de ella...

JACQUES PRÉVERT
Francia-1900
De “Palabras”

17 de diciembre de 2010

CARILDA OLIVER LABRA

Amor, ¿cómo es que vienes...



Amor, ¿cómo es que vienes
a darle al pensamiento tu estocada
si estoy entre las sienes
-débil mujer a golpes decorada-
y apenas tengo trato con la aurora
por no mirar la luz que eres ahora'?

Amor, ¿cómo es que usas
el mismo corazón en que naufrago
y arrimas tus confusas
palabras al silencio este tan vago
y en brote que es de gloria me enajenas
mientras ardiendo estoy entre las penas'?

Amor, ¿cómo es que tocas
eI mundo donde salgo desmentida,
y vuelves y provocas
de nuevo los dolores de tu huída
si a tiempo de morirme tanto y tanto
te yergues sin cadáver en mi canto?


Carilda Oliver Labra

8 de diciembre de 2010

ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE JIM MORRISON

(8 de diciembre 1943 - 3 de julio 1971)






DOORS, EL HOMBRE QUE AMAS ODIAR

Duda amor, cabalga la serpiente dorada que iluminó nuestras cimas.
Pónte anillos de fuego y trepa a través de la marea devorando, las
conciencias humanas que aturden tu alma.
Todo está roto, baila, enciende el fuego de mis cosas favoritas.
Sé mi hermano vagabundo y tráeme champagne.
Al otro lado te aseguro amor, Dios es grande.
Elige el día del día, hasta tener tu propia visión en tan extraño
recorrido.
¡Enfrentemos a la muerte!
Flotan verdades en la brisa y sin embargo hoy, no recuerdo
haber nacido.
Abrázame fuerte, ellos quieren mi muerte cuando sospechan
que aún te amo.
Nunca más miraré a tus ojos y sin embargo siento funcionar
ese universo, sé como funciona.
Todas las miradas aceptan que en el silencio no existen las
trampas.
No sangres más caballo, galopa encima de todos los antifaces y
pónte la máscara adecuada.
¡Ven a buscarme!
Soy, un falso héroe, un dios poderoso islandés que vive en
América, un demonio en cuero blanco, un espía del amor.
Estamos en el borde de algo sagrado.
Conozco la palabra que quieres oir, conozco los sufrimientos
del éxito, la felicidad imprecisa, el ojo nocturno que reclama
urgencias.
Esta vez mi amor, deseo caer, en el escenario.

(del libro de Lucía Serrano “Blues para la Corona”)

ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE JIM MORRISON



(8 de diciembre 1943 - 3 de julio 1971)

(del libro de Jim Morrison "los poemas ocultos"

Si el escritor puede escribir y
el granjero puede sembrar
Entonces todos los milagros confluyen,
aparecen y comienzan a suceder...
Si los niños comen, si su
momento de llorar es la medianoche.

La tierra los necesita:
Suaves perros en la nieve
Anidados en primavera
Cuando el sol hace el vino
y la sangre danza peligrosamente
en las venas o las viñas.

25 de noviembre de 2010

EL HOMBRE VUELA, SE HACE NOSTALGIA, VUELA

No vengo yo a escribirlo si soy el Otro.
Vengo a vivir agazapado esperando el sonido.
La aparición brusca de una huella dejada de lado.
Vengo transparente, con el deseo de ser atravesado.

Me dejo estar, dejo que la sed avance hasta el delirio.
Cuando la boca seca, cuando el desierto, cuando mi padre,
cuando la triste muerte compañera deja de aullar,
tiendo, tranquilamente, mi mirada por todo lo imposible.

Y no es que comience el verso o intente escribirlo.
Hay algo que me pasa que no registro, un fuego sin luz,
un alboroto interior, un algo más que mis palabras.

Y así, sin escribirlos, escribo versos.
Hay de golpe, cosas, en mis manos, que no son yo.
Hay de golpe, cosas, en el mundo, que no son mi vida.

MIGUEL OSCAR MENASSA
Del libro “La patria del poeta”, 1991

21 de noviembre de 2010

SUEÑOS DE LA PRISION

Duerme sultana
lento caminan
los corazones
que no tiemblan.

Nada esperan.

(del libro de Lucía Serrano "Sueños de la Prisión")

La prisión
fue el único refugio
donde aterrizaba
en mi celda
el ángel solitario
de la tristeza
para torturar
mis indefinidas verdades

Lucía Serrano

19 de noviembre de 2010

DESCARRILANDO MI DESTINO

Soberbio el corazón de la bestia feróz, apasionada por matar
lo muerto, entretiene a las almas caritativas que nada tienen
para dar y guarda lágrimas para los que merecen llorar
embriagados por valores ausentes.
Los tambores insisten con su música en aturdir a los vencidos,
deseando que el viento norte, vuelva a descarrilar con ansias
todos los imprevistos.
La autoridad del cuerpo espiritual que no cumple rituales,
entona alabanzas para las claridades del ángel.
Sentidos en llamas danzan entre las muchedumbres gritando
a los aires guardianes:
¡Los rezos no alcanzan para transformar el alma!
¡No acordemos jamás con la pobre belleza de un alma solitaria
que no ama!
¡No respeten lo muerto!
El espíritu se hunde en un abismo amargo, deseoso de
encontrar riquezas interiores, para amar víctimas inocentes
del rebaño.
Sin ningún remordimiento, el corazón salvaje distraído por la
piedad del caos, ridiculiza los lamentos.
Como nadie llegó conmigo a tanta altura, quiero seguir hasta
mi muerte aunque nadie lo quiera, descarrilando mi destino,
bajo el negro cielo, donde brille la última sonrisa.

(del libro de Lucía Serrano "Mística del Caos"

11 de noviembre de 2010

UNA LEYENDA DE AMOR

I N T R O D U C C I O N

El Amor me quitó el sueño y el Amor quita el sueño, pues el Amor no obtiene el alma y la mente por apenas medio grano de cebada.
El Amor es un león negro, sediento y bebedor de sangre, sólo pasta en la sangre de los amantes.
Se pega a ti con cariño, y te lleva hacia la trampa, cuando has caído dentro, entonces mira desde lejos.
El Amor es un príncipe tirano, un oficial de policía sin escrúpulos, tortura y estrangula al inocente.
Quien cae en las manos del Amor llora como una nube; quien mora lejos del Amor se hiela como la nieve.
A cada instante el Amor hace añicos un millar de tazones, a cada momento cose y rasga un millar de prendas.
El Amor hace llorar a mis ojos, y sigue riendo; el Amor mata miserablemente a un millar de almas, y las cuenta como una.
Aunque el simurg vuele felizmente en el Monte Qaf, cuando ve la trampa del Amor cae, y no vuelve a volar.
Ningún hombre escapa de las cuerdas del Amor por medio de mentiras o locura, ningún hombre razonable escapa de su trampa por medio de la inteligencia.
Mis palabras están desordenadas a causa del Amor, de otra manera te habría mostrado los caminos por los que el Amor viaja;
Te habría mostrado cómo el Amor atrapa al león, te habría
mostrado cómo el Amor caza a la presa.
Yalal al-Din Rumi

(Introducción al libro inédito de Lucía Serrano "Una Leyenda de Amor"

3 de noviembre de 2010

VOX DEI PRESENTE

FALLECIO RUBEN BASOALTO "El Pulpo" baterista del grupo de rock Vox Dei





Buenos Aires, 3 de noviembre (Télam).- El baterista fundador del grupo de rock Vox Dei, Rubén Basoalto, conocido como "El Pulpo", murió esta mañana a los 63 años en el Hospital Argerich, donde estaba internado desde hace tres semanas afectado por un cáncer.

Allegados al grupo informaron a Télam que el músico murió a las 9.30 y que el velatorio se realizará hoy en Quilmes, mientras que sus restos serán inhumados mañana.

Nacido en Quilmes el 9 de julio de 1947, Basoalto fundó junto a Willy Quiroga y Ricardo Soulé la banda argentina de rock Vox Dei, con la que grabó 17 álbumes, entre ellos "La Biblia".

Durante el hiato de la banda (1982-86) formó el grupo "Rompeases" junto a Raúl Fernández en la guitarra y Enrique "Avellaneda" Díaz en bajo y voces, aunque paralelamente seguiría tocando con Quiroga en el Willy Quiroga Trío.

El baterista integró hasta el final Vox Dei, banda que cumplió 43 años en septiembre último, siendo el grupo argentino más longevo y el único que se mantuvo unido desde el comienzo del movimiento denominado rock argentino en la década del 60.

30 de octubre de 2010

"EL VUELO DEL PINGÚINO"..¿adonde habrás ido?

ADIOS NESTOR KIRCHNER, HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

GERMÁN PARDO GARCÍA
Colombia, 1902

CANTO A LA FUERZA SINDICAL

I

COMPAÑEROS de lucha: este canto a vuestra fuerza sindical
[lo principio
convocando desde lo más rojo intenso de mi sangre a la
muerte,
porque jamás seréis los constructores obreros de la vida
si ignoráis cómo trabajan los profundos mecanismos de la muerte.

Así comienzo este canto a vuestra fuerza sindical: desde
[abajo
cual si enterrase los oscuros cimientos de una casa,
para inducirla después con lentitud hacia la altura de
[hermosos cuerpos
cargados como todas las densas formas, de potencias eléctricas.

Otros hombres más universales dirían este canto
con el nombre del sol como insignia en sus bocas, del sol
[inagotable
que satura intensamente gusanos cosmogónicos
y enardece la rebelión de las panteras.

Mas yo, inmenso y brutal conocedor de sombras
[demoníacas,
afiánzome al hosco polvo con tenacidad de nervios
y lanzo este himno como ardiente flor de pólvora
que desde el piso asciende al vértigo de tempestades térmicas.

II

Y os digo en nombre de las innumerables alianzas que
[existen
entre los brazos del hombre trabajador y los sólidos seres:
ved a los armoniosos árboles confederándose
sobre el poderoso flanco del gran monte antibélico.

Ellos son el primer símbolo de esta fuerza sindical de que os
[hablo,
contemplándola desde su nacer en la arcilla hasta su
[elevación al Cosmos,
porque también allá las estrellas únense para impulsar al
[Universo,
enarbolado en mástil nuclear de lámparas tremendas
con su fulgir de insectos nebúlicos de oro.

Os doy este humano ejemplo de los árboles porque son
[criaturas
que están cada vez más próximas al espíritu del hombre.
Su inminente incorporación a nuestras almas la comprendemos
al decir: más allá de la vida todos seremos árboles.

O al exclamar: estoy solo como un árbol ante la pérdida del
[crepúsculo.

Ellos fundaron la inicial conciliación de vegetales
para defender con su auxilio al proletario parvifundio.
Al arbusto individual creciéronle otros árboles
y apareció la fronda civil llena de voces y de ruidos,
como en las plazas de las ciudades las multitudes famélicas.

Comparo este murmullo de las labiales hojas con acento de
[palabras,
porque ellas son así: dialogantes en su idioma de verdes
[monosílabos.
Tienen su misterioso abecedario y conocen la semántica del
[viento,
y en elásticos alambres de raíz o esferas húmedas y azules
graban hondas inframúsicas que nosotros no escuchamos,
y las reviven al decaer la rauda tracción de la materia.

III

ESTOS sensibles bosques sociales dotados de justísimas
[lenguas
urgen a la capacidad de mi corazón álgido y solo
para que entienda la amargura del salario miserable;
la aridez de los mineros que sacan de los cárcamos
la esclavitud de los pétreos combustibles;
la desecación de los arroyos pulmonares
por el sílice y la cal de las canteras,
y la agonía de los lívidos púgiles derrotados
por la inercia y los espectros
que atan a sus cinturas emblema falaz de campeones.

IV

ME inducen a penetrar en los talleres en que obreros
[tipógrafos
colocan grises sílabas en planchas y molduras.
Aquí la fuerza sindical logra creciente fragor de océano

que mueve sin cesar las tubulares rotativas.

Las olas de este mar tipógrafo son páginas
de blanquísimo papel que inunda las metrópolis
y se retira semejando las mareas,
para volver a anegar las casas, las calles, los estadios,
con la velocidad de sus cronologías.

¡Qué preludio tan sublime el de los linotipos y las prensas!
¡Qué ritmo tan dinámico el de los aceitados engranajes!
¡Cuánta belleza en las ustorias lámparas y espejos de
[aluminio
que distribuyen ecuaciones de calor y savias de sulfuro!

Aquí los árboles son discos enormes roturados
y laborables hojas su balsámica madera.
Se oye correr los ríos en cuyas márgenes llenas de tórridos
[pájaros
crecen las plantas de donde fluye la substantiva celulosa.
Todo diluvio aquí se escucha.
Todo huracán aquí distiéndese.
El golpe de las almádenas que parten exágonos graníticos,
repercute bajo el acero de estas bóvedadonde los relámpagos tienen menor velocidad que la noticia
Aquí la ordenadora fuerza sindical es blanca república
dirigida por las sienes sinfónicas del hombre.
Y cuando las ventanas de esta fábrica impresora se abren al
[sol y al viento,
huyen los inmortales libros como alciones
o espumas separándose de los nitrados promontorios.
Los libros inmortales
que divulgan la virilidad de las proclamas y los cantos de Píndaro.

V

ESTOS borrascosos bosques sociales me empujan a las
[riberas
donde los sindicatos de fuertes pescadores
bruñidos por las aguas teñidas de yoduros,
viven su diaria intrepidez de cálidos tritones.
Ellos, los broncos hijos del mar, se hunden en sus tormentas
a festejar sus onomásticos bestiales,
el ímpetu naval de sus bodas
o el nacimiento de una estirpe,
cual mayorazgos ebrios que retaran
la cólera de un padre enloquecido.

Tienen tatuados mapas de las naciones navegadoras
en la escollera brusca de sus velludos pechos,
como las manchas que hay en el dorso de los marinos
[elefantes.
En esa geografía humanizada sobre códices de músculos,
se apoya su derecho natural a la existencia.
¡Qué importa si sus hombros huelen a bacalao fétido
y a putrefactas proteínas!
¡Y qué si hay en sus calcañares cicatrices de paguros!
¡Qué importa si ellos viven bajo sindicales leyes
que en sus capítulos les cantan: al mar, al mar, al mar!

Así son estos hombres oceánidas: cambiantes de color y
[contextura
según el mar es áspero y de cobre, o azul índigo y tranquilo.
Asociados están como los alcatraces y así pescan.
Aprendieron del mar a federarse
y caminan obedientes al corsario caudillo.
Por eso el reclamo sindical de los estibadores
tiene poder de octópodo que amarra y paraliza.
¿No habéis visto los puertos inmóviles, las barcazas
[inmóviles,
plegados los velámenes como atáxicas plumas,
el salmón asfixiándose en las costas
y el mosto envileciéndose en las cubas?
Son los trabajadores del mar en la inacción de sus caídos
[brazos
y en la quietud de sus sociales olas,
en tanto el viejo líder, cojo de eternidad y tuerto de
constelaciones,
la insurrección de sus obreros urde.
Sus carnívoras hembras tejedoras de redes aguzan los
[arpones
como sus homicidas colmillos los escualos.
Nada es frágil en sus cuerpos de náuticos instintos.
Sus caderas rezuman sal como los poros esponjarios.
Sus verticales senos punzan como anémonas.
Y allá van tras de sus machos pescadores,
fieles a esa misma ley que agrupa a las corvinas,
mientras el tifón soplando roncas caracolas
y valvas de alectriones y crepídulas,
clama desesperadamente: ¡al mar, al mar, al mar!

VI

ME arrastran estos civiles aires a las puertas de los túneles
donde brigadas de mineros zapadores
exploran las sepultas galerías,
para ver que la arquitectura del planeta
se erige en arcos de esmeralda
sobre columnas de platino.
Cada vez que la piqueta cavadora da un golpe en las fosas
[subterráneas,
aquel orbe interior es como un templo
donde resuena un órgano monumental tocado en las
[penumbras
por la furia de un músico divino.

Allá las estalactitas licuándose parecen
pestañas de unos ojos congelados
que lloran implacables hacia adentro.
De vez en cuando fosforescencias rápidas
salidas de los cúmulos de azufre,
son antorchas que alumbran funerales
grandiosos de algún cíclope vencido.
Y si algún minero muere despedazado por las rocas,
sus compañeros con las piquetas inclinadas como a soldado
[lo sepultan.
Y el órgano estremece las cuevas de zafiro.

La fuerza sindical de los mineros
sostiene a esas brigadas en la sombra.
Sin su puntal el mundo quedaría
como perdido cofre en que tesoros
desguarnecidos por la causticidad del mar, se pudren.
La fuerza sindical de los mineros
los saca hacia la vida de lo oscuro.
Cada gota de sangre de estos hombres
se convierte en incendios de granate.
Toda lágrima suya cristaliza.

Ellos hacen germinar energía y esperanza
en lugares condenados a ser ciegos.
Yo he descendido a las minas de carbón y contemplado
la terrible oscuridad matriz del mundo.
Esas minas se encuentran más abajo de las piedras
[sepulcrales
y desde ahí se puede ver no el rostro sino la espalda de los
[muertos.
Los mineros lo saben y hunden cuñas
de esperanza en las cuarteaduras delatoras,
de donde cuelgan tiras de epidermis y sudarios
como telones de una habitación en ruinas.

Si es viscoso el contacto de la muerte
sentido en superficies luminosas,
en la tiniebla de los cárcamos
es como posar los dedos sobre ofidios vomitorios
enroscados en los fósiles de hulla.

Los mineros lo saben y elevan himnos de esperanza
para alejar la angustia que presiona
y aturdir el lamento de las criptas.
Allá bajo la tierra se oye el himno más conmovedor del
[mundo.
Son los mineros derrotando su amargura
al pie de un horizonte deletéreo,
con sus coros de arcángeles hundidos.
De pronto callan para oír que bloques bituminosos
desplómanse de arcadas y paredes,
y como exánimes cetáceos
desaparecen entre asfálticas lagunas.

VII

COMPAÑEROS de lucha: este canto a vuestra fuerza sindical
[lo concluyo
convocando desde los más sombríos sótanos mineros a la muerte,
porque jamás seréis los constructores obreros de la vida
si ignoráis cómo trabajan los profundos mecanismos de la muerte.
En esas trincheras hondas con deformes figuras talladas en las
[rocas
por el desgaste persistente de los siglos
hasta esculpir cabezas que de pronto
suplican: "Dadnos rostros humanos, concluidos".
En esas naves lóbregas donde las invocaciones así comienzan:
"En el nombre del Trabajo partimos estas rocas
y por él nuestra sangre y nuestro espíritu entregamos",
allá quisiera humildemente prosternarme
con la veracidad de aquellos seres
que pasaron por la tierra desnudos o cubiertos con pieles de leones,
a ofrecer mis tributos integrales
a esta grandeza sindical que canto
no sólo en su evidencia entre los árboles,
los talleres, océanos y minas,
sino en mí porque mi cuerpo de trabajador nocturno
envuelto en una túnica de llamas
y signando con espinas de luceros el papel para escribirle
su sangre de cristal a la Hermosura,
ese cuerpo también está nutriéndose
de vetas, yacimientos y de minas;
de peces que emocionan con sus branquias
los morados silencios de que vivo;
de hormigas que me traen los acentos
sonámbulos caídos en la arena;
de cóndores idólatras que atizan
en mis sienes la claridad que necesito;
de caballos dementes que me dan el creador estrépito;
de confederaciones celulares, cual vosotros,
y alianzas con los óxidos de la sal, y servidumbres
de mi alma escorando hacia el olvido.

25 de octubre de 2010

NACIMIENTO DEL POETA

Pretendía caminar, tranquilamente, por la vida
y no fue posible.
Desde el rostro sangrante de la nada,
escribo este poema.

Dolorosamente recuerdo,
mis años juveniles,
donde decir, era alcanzar,
con la palabra, el cielo.

Decir,
para que nada quede de lo dicho,
también, es un destino.
Sangro y lo digo.
Me duele y lo digo.
Recuerdo a mi madre y al decirlo
entre sus brazos me recuerdo.

En libertad arriesgo todo lo que tengo,
para llegar a ser este temblor,
acacia dormida en hondo mar,
hoja tenue y sencilla, al viento,
en el otoño,
pequeño sol.

Miguel Oscar Menassa

22 de octubre de 2010

CADAVER EXQUISITO (grupo de poesía viernes)

Tal vez se pospuso el encuentro,
universos malhumorados no vendrán a la fiesta,
mientras tanto camino, y tal vez llego.
Estamos en silencio y la sordera de las olas nos escribe
los verdes y amarillos de tu nombre,
sin sol los días venideros se desmayan,
y fuimos niños, formando ejércitos.

TOM LUPO RECITANDO A BUKOWSKI

20 de octubre de 2010

DE UNA RAIZ SIN DUEÑO



DE UNA RAIZ SIN DUEÑO

El camino recorrido, fue el aquelarre
del temblor del alba,
que acompañaba tercamente
las sombras, despejando
las raíces de gestos altaneros
que ya no tienen dueño.

Sordas raíces
embaucando a todos los encuentros,
negros desafíos
en medio de la selva
donde nada florece,
y todos los actos son partidas.

Monumentos que saludan alegres,
a los monstruos soberbios de la noche,
y tropiezan los pasos
en la tibias raíces
que ya no tendrán dueño,
ni hojas, ni ramas,
ni pájaros en su copa nueva.

Raíces semisumergidas,
ocupando hacia abajo
de la tierra,
los agujeros del tiempo
que ha partido.
Agujeros sensitivos
para fieles caminantes,
donde se quiebre
el ímpetu, de conocer,
taciturno homenaje
a lo que no fue,
a lo que ya no podrá ser,
a lo ido.

Reminiscencias de imágenes
donde todo se detiene,
y el hombre desde la orilla, mira;
y llegan los recuerdos, aquellos
que bañaban las playas
con la astucia de la espuma,
en un mar inexistente y frío,
un vacío sin próximo salto
hacia el abismo.

Lucía Serrano

17 de octubre de 2010

¡FELIZ DIA MAMA QUERIDA!

MADRE MIA QUERIDA

Madre mia querida,
por mi corazón,
por el alma que no tuve, querida,
por mis ideas,
las que para estar a tu lado,
era preciso renunciar.
Querida por el mundo
de los seres humanos,
de las plantas,
de los animales mitológicos
Jamás te acercaste
a un animal doméstico.
Cotidiana como las hadas
en los cuentos mayores,
Rebelde frente a la injusticia,
Cruel como la memoria,
siempre presente.
Vamos madre,
que tú y yo moriremos juntas.
No te irás de mi lado
ningún día de mi vida.
Desafío a los monstruos
de la muerte
queriendo escribir este poema.
Los secretos escondites de tu hogar
forman tu mundo
y estoy siempre a tu lado,
en tus palabras madre,
en el amor de escuchar a los vencidos,
al ciego, a los pobres, a los sabios.
Tú madre, tan soberbia,
tan creadora de verdades,
tan infiel
para encontrar el mal.
Ningún mundo de abajo conociste
y sin embargo
sabias que algo iba a faltar
en el camino.
Haremos juntas madre
todos los jardines
que alivien nuestros ojos,
que serenen la furia de la muerte.
No entrará cuando quiera
sin avisarnos antes de la cita
La esperaremos madre
siempre estaremos juntas.

Lucía Serrano

16 de octubre de 2010

8 de octubre de 2010

24 de septiembre de 2010

TE SACRIFICARE DONCELLA

Te sacrificaré doncella
y haré con tu sangre
un altar que tendrá
el poder de tu grandeza.
El tiempo aliviará
los días sin sol,
la luna forjará
pedacitos de estrellas,
y nunca más habrá
cenizas eternas.
Manantial que a mis ojos
trae esta sonrisa clara
para el niño naciente.

Lucía Serrano

23 de septiembre de 2010

ANTE LA POESIA

Saturadas todas las primaveras, no busques
extravagantes abismos a los que jamás te animarás.
Un soñador, exalta la vida que no conoce todavía.
Sus alforjas llenas de sueños incumplidos,
consideran a la fidelidad,
coleccionable en lecciones evolutivas.
¡Oh idilios supremos destinados a mí!
Complejidad de las flores suaves,
cuyos colores, determinan la melodía de versos,
expuestos por su perfección a la consagración.
Triunfo de un alma que tiembla,
por soledades inciertas.
El naufrago no necesita corona.
Detente, no enturbies los pasos del poeta
con tu farsante sonrisa.
Persiste su brújula
y los fantasmas son maléficos para su fin.
Ante la poesía, sólo el momento supremo.


(del libro inédito de Lucía Serrano "MASCARAS"

21 de septiembre de 2010

D ES T I E R R O

Zozobra planetaria:
cómo en mi fuerza incorporal te siento!
Que padecer de estrellas iracundas,
heridas por un vórtice de fuego!
De esos mundos yo soy algo proscripto.
Lo sé porque en mis sueños,
donde flota desnuda mi energía,
más allá de los límites del cuerpo,
orbes de luz irresistible alumbran
con ímpetu total mares y cielos.
Son mis libres espíritus y llamas,
que resplandecen con vigor y luego
se transforman en íntimas catástrofes
y tiniebla mortal cuando despierto.

Autor: GERMAN PARDO GARCIA

Libro: "LOS SUEÑOS CORPOREOS" - 1947

S I T I O S

Allí la verde sangre de las plantas circula
por tallos cristalinos
y es invisible. Es de aire. Y las figuras de aire,
agrupadas en círculos
innaturales.
Sitios
fuera del mundo orgánico.
Se llega allí perdidos
en fría claridad casi de nieve.
Se caminan sus valles sin memoria ni olvido.
Si algún día volviéramos a verles,
no les reconoceríamos.

Los habitamos un instante. Los abandonamos para siem-
pre.
Sabemos que estuvimos,
porque de pronto en nuestras manos consternadas,
revestidas de diferente brillo,
encontramos una esteparia rosa de transparente cera,
dislocada en lo agudo de algún bosque de vidrio.

Autor; GERMAN PARDO GARCIA
Libro:"LOS SUEÑOS CORPOREOS" - 1947

20 de septiembre de 2010

PAJARO VESTIDO

Me convida el lucero
a llegar más alto
cada día,
y encuentro las calles
de mi infancia,
aquel olor a trigo,
a viento de eucaliptus.
Diviso el terreno
antes de comenzar
a recorrerlo
y más tarde olvido.
Siempre de pie
el hombre es
un pájaro vestido.

Lucía Serrano

19 de septiembre de 2010

MI ALIMENTO

Te vi brillar
en el latir de un corazón
audáz y somnoliento.
Se acabaron las penumbras
de la cárcel
los días más tibios,
y los pensamientos
se volatilizaron en el aire,
para llegar a mí
desde tan lejos.
La fuerza de tu ternura,
fue todo mi alimento

16 de septiembre de 2010

MUJER DEL AIRE

Se abren las llanuras,
crecen los ríos,
cae de los cielos
sangre nueva
y vamos dispuestos
a cumplir nuestros
sueños.
No importa
el crepúsculo
de esta sed que
desciende silenciosa
a mis costados.
Mujer del aire,
criatura confundida
entre los vivos,
atmósfera de las orillas,
justiciera tierra
de los hombres fuertes.
Imaginarios cauces,
alimentan mi vida.

Lucía Serrano

14 de septiembre de 2010

VIDA SUBTERRANEA

Te llamo desde el espíritu
dócil,
de esta naturaleza,
planisferio vital,
árboles desnudos,
acacias, robles,
abedules,
y altos álamos.
Blanco atril de miel
frente a mis ojos,
leve caricia
de una piel dorada,
arquitectura oculta
de las cosas y los seres,
amable vida subterránea.

Lucía Serrano

13 de septiembre de 2010

Llegar, querida, llegar

Estoy llegando, como siempre, gota a gota,
a fin de mes, amor, enajenado, sordo, quieto.
Con tres peniques me siento Dylan Thomas
y diecisiete florines hacen que sea Freud.

A fin de mes, mi amor, para llegar, pruebo volando.
Me juego dos quinielas, recuerdo dos poetas, amor,
y beso la cúspide de mi esperanza de volar cuando,
en silencio, entre versos, le pido a Dios: Piedad.

Alas, Dios, para llegar hasta mi amada a fin de mes.
Pequeñas alas muertas, cielos de luz para mi mente.
Alma, un poco de alma, Dios, para llegar a fin de mes.

Después pasan las horas y arañando un sentido,
llego hasta tus senos, amor, a fin de mes. Loco,
embrujado, alegre, enamorado por llegar.

Miguel Oscar Menassa

11 de septiembre de 2010

ABISMO

Cuando en la esquina de cristal del viento
nada se mueve;
y bajo los estanques fraternizan
anzuelo y peces.

Cuando el tigre vestido de relámpagos
sigue a la oveja;
las zarpas bruñe y repentinamente
inmóvil queda.

Cuando los niños lanzan a los árboles
ràpidas hondas,
y tiembla y sufre pero no desciende
la fruta roja.

Cuando sobre la púrpura del naipe
timbra el escándolo,
y ante un azar se atemoriza y pierde
el as de bastos,

entonces, dislocada mi conciencia
su rostro esconde,
por huir del abismo que le grita
fallidas voces;

porque el as fue humillado y porque el viento
debió moverse;
morir oveja y pez y destronarse
la fruta inerme.

Pero no. Todo guarda en aire y tierra
sordo equilibrio
y detrás de sus líneas paralelas
está el abismo.

Autor:Germán Pardo García
Libro:"Las Voces Naturales" -1945

6 de septiembre de 2010

FINGO ESTE ESCALOFRIO

Amor mira,
contigo, todos los
puntos son inútiles.
Fingo este escalofrío
cuando te vuelvo a ver
y se muy bien
que no acostumbro
amores desconocidos.
Hago de mi vida
una instancia mínima,
e intento esperarte
para subir
la imaginación
a esta tarima
y desde aquí
gritarte que te amo,
hacer de este amor
un circo permanente,
un escenario imaginario.

Lucía Serrano

5 de septiembre de 2010

JUVENTUD

Así acaricio una mejilla dispuesta.
¿Me amas? Me amas como los dulces animalitos
a su tristeza mansa inexplicable.
Ámame como el vestido de seda
a su quietud oscura de noche.
Cuerpo vacío, aire parado, vidrio que por fuera
llora lágrimas de frío sin deseo.

Dulce quietud, cuarto que en pie, templado,
no ignora la luna exterior, pero siente sus pechos
oscuros no besados sin saliva ni leche.

Cuerpo que solo por la mañana, dolido,
sin fiebre, tiene ojos de nieve tocada
y una rosa en los labios como limón teñido,
cuando sus manos quisieran ser flores casi entreabiertas.

Pero no. ¡Juventud, ilusión, dicha, calor o luz,
piso de mármol donde la carne está tirada,
cuerpo, cuarto de ópalo que siente casi un párpado,
unos labios pegados mientras los muslos cantan!

VICENTE ALEIXANDRE
España-1898
De "La destrucción o el amor"

2 de septiembre de 2010

BRUMA NOCTURNA

Te acercabas despacio
al mundo de los vivos,
y temías que algún
ser deformado,
te tragase
Caías a la tierra,
perdido,
y la bruma nocturna,
cubría el escenario,
con una mortaja azul,
confeccionada para ti,
por ti mismo.

Lucía Serrano

28 de agosto de 2010

AUTENTICA ARISTOCRACIA

Siendo el héroe liberado de cualquier esclavismo no temo los
desafíos que arman entre sus vueltas, visiones de un destino
perdido.
De tanto mirar el horizonte, vivo en el constante movimiento
de las aguas de un río, oculto entre las páginas blancas.
Misteriosa música que no escuchan tus oídos, todo lo hacen
rumores del miedo, de apostar por tí mismo.
Un temblor entontecido de impotencias flotantes.
Fueron amaneceres frágiles, donde las lloviznas no te dejaron
recorrer los grandes parques.
Dejaste que hablaran de tus latidos diferentes, sin perturbarte.
El corazón, empobrecido cual cordero malherido, no imaginó
habitar palacios donde vive un aristócrata.
Ama por su falta de fe en el horizonte, aquello que no puede,
las dudas de su mente, que siempre le proponen al corazón
inquieto, un reto a duelo.
Las debilidades de un hombre enamorado, exageran ficcio-
nes que arman desencuentros.
No hay demás para el amor, todas son faltas.
Auténtica aristocracia expresándose luminosa frente a los
seres amados.

Libro: "Mística del Caos"
Autor: Lucía Serrano

23 de agosto de 2010

EL MAÑANA

A los veinte años nos dijeron: “Hay
Que sacrificarse por el Mañana”.

Y ofrendamos la vida en el altar
Del dios que nunca llega.

Me gustaría encontrarme ya al final
Con los viejos maestros de aquel tiempo.

Tendrían que decirme si de verdad
Todo este horror de ahora era el Mañana.

José Emilio Pacheco

22 de agosto de 2010

AMOR 2000

Es una voz inconfundible la que me confunde.
Los vientos detenidos clavándose en mi tiempo,
recurren a las más viejas fantasías de olvido
y, en ese punto negro de la memoria, surge el poema.

No es una sustancia, un ser, que atraviesan la nada.
Es nada lo que se come la sustancia, atravesando el ser.
Es huecos de huecos, el infinito que me mira,
es línea sobre línea, generando agujeros invisibles.

Opongo al misterioso siglo del vacío perfecto,
la carne desmesurada y abierta de tus ojos,
la sangre de tu boca, herida por lo insondable.

Opongo a la siniestra ceguer universal,
incandescente luz del choque de los cuerpos,
la magnética luz de tus palabras, amándome.

Libro "La Patria del Poeta"
Autor Miguel Oscar Menassa

19 de agosto de 2010

INTEMPERIE

Escucha la sombra que abraza sigilosa
el silencio en las orillas,
y es fuerte el viento,
escándalo de la nostalgia
predicando el canto de los pájaros,
tiempos futuros que no yerran.
Sepulta el sol, la luz que indica
los pasos del camino, cargado
de estrellas nacientes que no vuelan.
Llega la noche compañera,
y me hace el honor
de sentarse a mi mesa, para hablar
de la intemperie de esta primavera.
Se fueron los pájaros dice,
no han podido saciarse los árboles altos.
Esa niebla grisácea oculta la ruta,
se apresura la esencia del alma ausente,
como si todo fuese aquella pena circular
y viscosa, libre goce del horizonte.
Veo llegar a esa intemperie,
desoriento los sueños pasajeros
por un botín sin dueño,
pongo el oro al costado del camino,
y sigo andando hasta que llegue el alba
que abarca las edades, los tiempos,
aires de musas que no veo.
Se marchita el ser, que semeja
a los mortales bárbaros,
a los que no se parecen a los héroes
en la noche de los vientos,
¡oh noble vida!, vuelve a ser felíz
como los marineros cerca de los puertos.
Pasó la intemperie
y quedó el hielo,
las pisadas,
los pastos blancos,
y el entredicho coloquial
de un cielo,
al que sin conocer,
pertenezco.

Lucía Serrano

18 de agosto de 2010

VIDA COTIDIANA

Cuando el coloso aullante de la duda
abandone mi extraño corazón,
seré el amante, que ambicionan tus ojos.
El cruel amante negro,
el que te mata y muere cada vez,
la más remota capa de la tierra
y el silbido ululante del corazón del tiempo.

Soy el futuro, amante, que te espera,
el tiempo envuelto en luces,
la maraña espectral de las horas que pasan, rota,
parcialmente dañada la cara de la muerte,
por el feroz encuentro,
donde mi corazón late al compás,
de los latidos negros del corazón del sol.

Seré, cuando el gigante malherido muera,
misterioso sacerdote en tu vientre abierto
oficiando el milagro de la carne.
Conteniendo la ira del negro vacío
cuyo compás marca nuestro compás-
arrojo en él, pedazos de mi carne transformada
-para que fuera posible la ceremonia-
en palabras.

Engarzo,
dirigido por los dioses inmensos de la duda,
en cada palabra una gota de sangre, leve sudor,
lágrima pequeña y enamorada, gota de semen.
Hago estallar en pleno vientre,
del sol que no nos pertenece -su vacío negro-
esa luz.

Venid, danzad conmigo,
danza de los violines que nunca morirán.
Venid, quemad la noche,
hogueras del amor despedazad el alba.
Luz, palabras como luz.
Luz, amores como luz.
Negrura como luz.
Ceguera como luz.
Luces, como locuras iluminadas.

Del libro: "La patria del poeta"
Miguel Oscar Menassa

16 de agosto de 2010

FUERON PASANDO LOS AÑOS

“su potro herrado con alas
jamás ha tenido un desperfecto”
Vicente Huidobro

Fueron pasando los años
dejando una estela
de blancas mariposas
somnolientas, resonancia
que fue feróz entre la niebla.
Profundo cielo adormecido
que ya no tiene sueños
y poco espera del destino,
más yo voy por la vida vulnerable,
deseando ser cada vez
más íntimo al poema
y despierto entre sonrisas
que no me pertenecen
y quiero atrapar lo abierto.
Ya ves, todo está intacto,
y esta ternura es,
infinito semblante desierto.
Las sombras amortajadas
por el tiempo, ya no tiemblan
y aprovecho bailar entre salvajes,
bajo los helados jardines
que sobreviven
aún después del pecado
y el rostro cruel
con el que me encuentro
nada sabe.

Lucía Serrano

4 de agosto de 2010

UNA MUERTE FICTICIA

Le robaron el cuerpo y era honda la tristeza de no
pertenecerse.
La voluntad quebraba en su abatimiento, enloquecía de dolor.
Nadie pudo matarlo definitivamente.
Ya había perdido el corazón y tantas desventuras le comieron el
alma.
Mugrienta como toda agonía, la muerte era la única que
aguardaba su llegada.
Conociendo las heridas que dejaron los asesinos, aprovechó de
la derrota y no esperó más, fue a su encuentro.
Llorando frente a semejante presencia, murió sin ser tocado por
ella.
Todo mal fue siempre a distancia.
Una muerte ficticia, alimento para las fieras tibias.

(del libro de Lucía Serrano "La Ineptitud de los Vampiros")

2 de agosto de 2010

EL PAYASO CRAZY HA MUERTO






Difundid la mala nueva, el Payaso Crazy ha muerto.....
2/08/10
"si acercas tu nariz con frío a la margarita que está en el ojal de mi saco a colores, saldrá de ella inevitable, un chorro de Jerez de la Frontera, que dará, en tus tristezas..."

Todos somos: “Paiasos Crazy”, de la vida...
Nos tenemos a nosotros mismos como expresión pura del arte. Y con eso mal llevamos verduras-robadas a la cacerola caliente de nuestro corazón. Sopa de letras. Sopa de letras... para el alma.
Con esas cosas mínimas - San Francisco - hermano lobo. Tau bajo la lluvia. Amamos. Amamos...
Y escribimos un hijo, plantamos un libro, y tenemos un árbol. ¡Salta Violeta!
Y nos vamos de las cosas. Morimos. Bien “moridos”.
Y somos cuando nadie nos recuerde: una estadística.
Un frío número en un listado...
Un olvido necesario.

H.Urruspurro

Nos veremos pronto hermano, ya estaràs junto a Lelo Ponce, Korneta y el churla, tomando un tetra y comiendo un sanguche
'la familia ginebrera'

pd: en este momento la flia esta siendo enterada, por este medio difundiremos el lugar y fecha de un eventual 'funeral'

POBRES PASIONES DEL PASADO

¡Pobres pasiones del pasado, las abandonaré para alcanzar el
tiempo infinito de otros cielos!
Soles abiertos multiplican lo imposible.
Incalculable universo olvidando los límites ciertos.
Ilusiones perfumadas en medio de la noche, alteran el ritmo de
mi corazón.
Espacios turbios, desconocen las dimensiones que nos impiden
volar.
Iniciación para acabar con la locura en esta tierra.
Máquina calculada por los que nunca conocerán sus
movimientos.
Destino de obedientes, esclareciendo los inconvenientes de
volar sin tener alas.
Antiguas supersticiones comulgan con ideas desconocidas y el
entusiasmo ilumina lo perdido.
Voráz serpiente violentada por ángeles, vuelve a proponerles el
vuelo.

(del libro de Lucía Serrano "La Ineptitud de los Vampiros"

1 de agosto de 2010

POEMA

Penetro en tus costados
engendro hijos
subo y bajo del cielo
que conoces
y mis apetitos
sueñan tu mundo.

Prosperan los rebaños.

(del libro de Lucía Serrano "Sueños de la Prisión"

26 de julio de 2010

LAGRIMAS EN EL CALEIDOSCOPIO

Escucho el eco del ruiseñor que no cantó en Dinamarca.
Las bestias siempre huelen a podrido y las acompañan
serpientes que salen por las noches y los días a asustar
a los santos.
Quiero que el viento seque todas mis lágrimas antes del
encuentro y es la niña del cuento la que está enferma y
confundida.
¿Será la fiebre intensa la que conmoverá a tu alma?
¿Quién me salvará en esta selva?
Los hombres de otros siglos, cambian el tiempo del poeta
y él vive a su servicio.
Sólo anhela escuchar la escala de nueve notas, que aún no
conociera.
Sospecho que los cuerpos blancos, hacen sombras para el
viento norte que vive enloquecido.
¡Oh caleidoscopio con el que tanto reía cuando niñá!
¡Oh lágrimas,
joyas bárbaras!

(del libro de Lucía Serrano "La Ineptitud de los Vampiros"

23 de julio de 2010

LAS 2001 NOCHES - CICLO POETICO-MUSICAL

"Si es posible el poema es posible la vida"
Miguel Oscar Menassa

Apoyamos su candidatura a Premio Nobel de Literatura 2010

LAS 2001 NOCHES
CICLO POÉTICO-MUSICAL
en LA FORJA Café Cultural
Bacacay 2414 Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Coordinan los poetas y psicoanalistas:
LUCIA SERRANO y JORGE MONTIRONI



Te esperamos el domingo 25 de Julio a las 18 hs.

Presentaremos la revista virtual de Poesía, Aforismos y Frescores:
LAS 2001 NOCHES dirigida por el Dr. Miguel O. Menassa



- MICRÓFONO ABIERTO-

INFORMES: Tel./fax: 4749-6127 y 4903-7853
luciaserrano@las2001noches.com jorge_montironi@hotmail.com

21 de julio de 2010

CADA MAÑANA

Desconozco el ocaso de los veranos,
la sinrazón
de los amantes ebrios.
Vuelvo del viento entre las olas,
los sueños indican
la ruta conocida.
Con ansias, el mundo se
eterniza en las palabras,
las lágrimas no derramadas,
recorren la loca investidura
de un hombre más.
Así, sin guías,
todas las calles me pertenecen,
el idioma me inventa entre
sus valiosos estandartes,
de un país desvelado,
que crece en mis orillas,
cada mañana.

Lucía Serrano

15 de julio de 2010

FRENTE A LOS OJOS DESIERTOS

Bajo el sol, como un idiota,
resplandecen los días vividos,
con su luz impune,
libres vestigios del paraíso.

No eres tu corazón,
ni tu cerebro,
pero vives al límite
quieto de la aurora.

No circula
por la memoria,
la sabia virginal
de todos los comienzos,
ni la substancia
negra
de la muerte.

Es opaco el espíritu,
frente a los ojos desiertos.

Lucía Serrano

14 de julio de 2010

TU NO ESTAS

Tú no estás y sin embargo mis ojos intentan beber el agua de
nuestras playas mansas.
Tú no estás y es la sombra del reino la que muestra mi espada.
Tú no estás y errantes las mañanas calculan la memoria.
Tú no estás y consumo sin alegrías los instantes que aguardan.
Tú no estás y como yegua enloquecida trago mi propia rabia.
Tú no estás y es la misma lluvia que moja los azahares blancos
que tú me regalaras.
Tú no estás y la música no graba los silencios que nosotros dos
ya descartamos.
Será contigo amor, a tu lado, donde acabará definitivamente
esta nostalgia.
Tú no estás y es este sentimiento alborotado el que se traga la
luz de oro y plata.
En tu ausencia fue imposible amar las despedidas, hasta los
peregrinos que me seguían te esperaban.
Tú no estás y ciegas tropiezan mis andanzas.
Cuando tú no estás amor, intento no llenar el vacío que sumiso y
solitario me acompaña.
Tú no estás y a nuestro destino lo acompañan palomas blancas.

(del libro de Lucía Serrano "La Ineptitud de los Vampiros")

10 de julio de 2010

BLANCO PAPEL



BLANCO PAPEL

Blanco papel que te deslizas
Cual agua de una fuente seca,
Vuelve al día.

Lucía Serrano

UN VERDADERO INFIERNO

Siempre
un recuerdo
recuerda
a mis antepasados
muertos.

Después,
la lluvia
lava
todos los ensueños.

Ya no busco a dios
entre las ruinas,
ahora
lo siento más alto,
el cielo
es nuestro

Camarada de redes,
pescadores,
pescando
signos
inciertos.

Capitanes
que abandonaron
el barco
para seguirnos.

Un verdadero infierno.

Lucía Serrano

7 de julio de 2010

ESCENA INCOGNOSCIBLE

Hasta que este espacio absurdo
se convierta en silencio
el vacío sea un cántaro
que embriaga las distancias
la dureza del verbo,
insaciable rostro,
juegue imprevisible
multiplicando alientos
de los resplandores.

Hojarasca del tiempo
hasta entonces la vida,
antiguas cicatrices,
marcas temidas por la aurora,
huellas profanando al deseo.

Escena incognoscible,
sepultas los milagros,
y atolondrada, ríes.

Lucía Serrano

5 de julio de 2010

SENTIMIENTO ATEMPORAL

La noche solitaria y taciturna, no termina en parte alguna.
Violentas e insoportables contradicciones, logran los diferen-
tes motivos que nos convocan.
Infierno de íntimos propósitos desconocidos, encantamiento
vertiginoso, belleza de dos mundos.
Riquezas de una lógica más profunda que la gramática.
Nuestro idioma constituye uno de los tantos prejuicios, recursos
que difieren de versiones anteriores.
Trascendentes motivos espirituales, despiertan ocultas cua-
lidades.
El río me fue acercando a su cauce y ahora soy el río.
Imposibilitado de quedarme quieto, amo a la bestia que des-
nuda las máscaras de todos los inviernos.
Matices de una idea demasiado evolucionada para las sutile-
zas de un sentimiento atemporal.

(del libro "Mística del Caos" de Lucía Serrano)

30 de junio de 2010

ESCOGE LOS GRANDES PECADOS

Los caminos de un hombre atormentado, no encuentran las
claves de vivir en libertades.
Abandonado al pasado y descontento por las buenas
acciones que desencadenan las penas más abruptas, vuelve
a la soledad de sus ensueños, donde ni el bien ni el mal
son fuerzas para el tiempo.
Desea vivir sin disimular las pasiones que acosan su mente
incandescente.
Escoge los grandes pecados, la inocencia de conocer que
esconde lo prohibido.
La insatisfacción no encuentra medida, desaforado juego
para tanto desierto.
El sensual paraíso cada vez está más lejano.
Ni el oráculo responde a la imaginación inquieta de un hom-
bre atormentado, por no encontrar definitivamente la b-
lleza del mundo entre sus manos.
Evidencia poética, expresividad del genio en la aparente
exactitud de su contenido.
Origen obedeciendo con finalidad otros designios, donde to-
das las razones fracasan frente al sueño.
Magia del silencio, olvidando tu sexo en el encuentro.
Solo la soledad deja de ser su enemiga.
Ella es como la leña para el fuego o el agua para los cam-
pos secos.
Teniendo alas para el recorrido, nadie corre detrás nuestro.

(del libro "Mística del caos" de Lucía Serrano)

28 de junio de 2010

EN LAS NOCHES

a Miguel A. Jaliquias

Reconozco esta sed que me convoca,
pájaro abandonado,
memoria sin recuerdos,
emblema
que no me hace inocente.
Dardo clavándose siempre
fuera del centro.
Un puro errar.

No hubo lluvia
que apagara ese fuego.

En las noches,
sombrías cadenas,
me recuerdan haber vivido,
un goce puro,
un amor sin pecado.

En las noches,
la jaula queda abierta,
y ella evoca
lo puro de lo oscuro.

(del libro "Blues para la corona" de Lucía Serrano

26 de junio de 2010

"LAS 2001 NOCHES" CICLO POETICO-MUSICAL

"Si es posible el poema es posible la vida"
Miguel Oscar Menassa

Apoyamos su candidatura a Premio Nobel de Literatura 2010

LAS 2001 NOCHES
CICLO POÉTICO-MUSICAL
en LA FORJA Café Cultural
Bacacay 2414 Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Coordinan los poetas y psicoanalistas:
LUCIA SERRANO y JORGE MONTIRONI



Te esperamos el domingo 27 de Junio a las 18 hs.

Presentaremos la revista virtual de Poesía, Aforismos y Frescores:
LAS 2001 NOCHES dirigida por el Dr. Miguel O. Menassa



- MICRÓFONO ABIERTO-

INFORMES: Tel./fax: 4749-6127 y 4903-7853
luciaserrano@las2001noches.com jorge_montironi@hotmail.com

20 de junio de 2010

FELIZ DIA DEL PADRE!!!

MURIO SIN DARSE CUENTA

a mi padre

Mi padre, amaba estar despierto por las noches.
Lo convocaba una naturaleza violenta, que lo hizo manso
al amor.
Enfurecido por los límiters de una mundanidad a la que no
pertenecía, alucinaba vivir con su mujer, un día fuera de todo
calendario.
La vida humana, era muchas veces pequeña y frágil para
sus ansias.
Una presencia fatal, cuestionando los espacios de sus horas
libres, fue provocando abismos insalvables.
a punto de caer, el aire se espesa y la caída nunca llega.
Una mañana, se olvidó de vivir, murió sin darse cuenta.
Parecía desear la inercia del tiempo que no pasa, el dete-
nido silencio.
Yo, luciérnaga vestida de rosa, lo esperaba.
Debo reconocer haber deseado siempre un irreal, algo que
de tanto ser, no sea nada.

(del libro "Blues para la Corona" de Lucía Serrano)

17 de junio de 2010

COMO YO TE QUIERO

Te quiero,
sencillamente te quiero esta mañana
y espero nuestro encuentro en luna nueva.
Te quiero,
te quiero como yo te quiero,
como un amante supremo,
valeroso y cobarde,
olvidando todas las blasfemias
que hubieran salido alguna vez por mis labios.
Te quiero,
y cierro el puño de mi mano izquierda,
mientras con la derecha
escribo este verso,
en el que todos los recuerdos nos llaman a estar juntos,
a danzar en las arenas,
desnudos mirando las estrellas.
Te quiero,
porque sí,
por la luz de este sitio oscuro
que hay cuando te nombro
en esta celda encendida
hoy con tu presencia.
Como yo te quiero
te querrán los ángeles del cielo
que ambos conocemos,
y ningún dolor de esta tierra
tocará nuestros corazones
y nuestro amor será eterno.

LUCIA SERRANO

14 de junio de 2010

HOMENAJE AL LIBRO - ODAS ELEMENTALES DE PABLO NERUDA



ODA A LA ALCACHOFA
(de Odas Elementales)

Pablo Neruda

La alcachofa
de tierno corazón
se vistió de guerrero,
erecta, construyó
una pequeña cúpula,
se mantuvo
impermeable
bajo
sus escamas,
a su lado
los vegetales locos
se encresparon,
se hicieron
zarcillos, espadañas,
bulbos conmovedores,
en el subsuelo
durmió la zanahoria
de bigotes rojos,
la viña
resecó los sarmientos
por donde sube el vino,
la col
se dedicó
a probarse faldas,
el orégano
a perfumar el mundo,
y la dulce
alcachofa
allí en el huerto,
vestida de guerrero,
bruñida
como una granada,
orgullosa,
y un día
una con otra
en grandes cestos
de mimbre, caminó
por el mercado
a realizar su sueño:
la milicia.
En hileras
nunca fue tan marcial
como en la feria,
los hombres
entre las legumbres
con sus camisas blancas
eran
mariscales
de las alcachofas,
las filas apretadas,
las voces de comando,
y la detonación
de una caja que cae,
pero
entonces
viene
María
con su cesto,
escoge
una alcachofa,
no le teme,
la examina, la observa
contra la luz como si fuera un huevo,
la compra,
la confunde
en su bolsa
con un par de zapatos,
con un repollo y una
botella
de vinagre
hasta
que entrando a la cocina
la sumerge en la olla.
Así termina
en paz
esta carrera
del vegetal armado
que se llama alcachofa,
luego
escama por escama
desvestimos
la delicia
y comemos
la pacífica pasta
de su corazón verde.

13 de junio de 2010

DIA DEL ESCRITOR- MIGUEL OSCAR MENASSA






MIGUEL OSCAR MENASSA - CANDIDATO AL PREMIO NOBEL DE LITERATURA 2010

CANTO DECIMO

Antes de morir,
es preciso,
enfermar del todo.
Conocer el último mal.

Tener hijos,
trabajo,
ideales,
algo porque luchar.
Una fiebre intensa en el estómago,
contra todo.
Después,
morir tranquilamente.
Conocer el mal a fondo, dejarnos sorprender por el amanecer,
por una rabia,
de los sentidos,
contra la pulcritud.
Conocer,
bien amada,
quiero conocer,
la virtud del mal.
La furibunda corona de rosas embalsamadas
y la pálida,
nostálgica puta,
imperdonable,
loca de amor.

No temas,
los asesinos,
siempre que hablamos,
hablamos del pasado.
Ocurrir,
ocurrió,
fue
en tu propia mirada.
Ella y él
agonizaron en mis brazos
y vos,
eras feliz.

Miguel Oscar Menassa
Del libro: "Canto a nosotros mismos también somos América"

CONVERSANDO CON MIGUEL GRINBERG

“...Cuando teníamos las botas en la nuca éramos más creativos, más incisivos y más determinantes. Ahora todo se ha vuelto más blando y complaciente...”


Flavia Cosma



El rock vernáculo está a pasos de cerrar una nueva década que pasará sin pena ni gloria, una década de mucho ruido y pocas nueces. Los templos del rock se han masificado y hoy no basta con una sola fecha para que sus tribus puedan acceder a escuchar a sus ídolos, pese a esa masificación, este género no deja de crecer. El rock nacional no pasa por un momento de creatividad y de evolución. Hoy, llenar un micro estadio o el histórico Luna Park no les otorga el diploma de bandas cumbres, sólo unos pocos brillan con luz propia... Pero quien mejor que Miguel Grinberg para sentarse a conversar de la evolución del rock desde sus comienzos, de sus pro y sus contra, de un fenómeno que parece estar más vivo que nunca pero que no goza de la calidad musical y de la poesía de antaño.

G.A.: Hasta que llega el rock, a mediados de los cincuenta…
M.G.: Sí, tenía dieciséis años cuando irrumpió el rock and roll en el mundo, así que fui uno de los millones de jóvenes que quedó atrapado por el influjo del rock.
Gracias a un equipo de radio de onda corta que teníamos en casa, escuchaba la voz de América, era una audición de Estados Unidos para el mundo, iba en castellano y tenía el hit parede, la caravana de éxitos, que no sólo pasaba rock sino todo tipo de géneros musicales. Ahí comencé a escuchar los discos de Billy Haley y los Cometas, a Little Richard.

G.A.: La generación beat ha tenido mucho que ver en la irrupción del rock en aquella década. ¿Cuánto influyó en usted?
M.G.: Te diría que fue una experiencia simultánea. La generación beat surge en los años cincuenta como el rock and roll, aunque por razones generacionales tanto en ellos como en mi caso había predilección por el jazz moderno. Apareció Coltrane, Miles Davis, músicos de vanguardia, que pegaron muy fuerte y que luego llegarán donde todo el mundo sabe.

G.A.: ¿Usted ha tenido una relación muy estrecha con los pioneros de este movimiento?
M.G.: Mi madre me había mandado a estudiar inglés al Instituto Británico, era bilingüe. Yo leía todas las revistas que llegaban de música. No cabe dudas que esa simultaneidad influyó en mi vida. Mucho antes que se tradujeran las novelas de Kerouac al castellano yo ya las había leído en inglés, compraba los libros en la librería Pigmalión de la calle Florida donde te los traían de Estados Unidos por encargo. Un amigo de aquella época fue a estudiar al Actors Studio y me envió “El Aullido”, de Allen Ginsberg, me causó un gran impacto. El destino quiso que fascinado por su poesía tradujera algunos de sus poemas para difundirlos y como siempre, he tenido un espíritu prolijito, escribí a la editorial para que me autoricen.

G.A.: ¿Cuál fue la respuesta?
M.G.: Nadie me contestó, supuse que la carta había muerto. Luego de un tiempo recibo una carta del propio Ginsberg, donde me contesta amablemente diciéndome que con mucho gusto podía hacer uso de su poesía para difundirla en castellano. Me hizo una sugerencia, que pusiera las palabras más frontales e intrépidas que hubiera en el idioma y que me abstuviera de suavizar su poesía, algo que lo tuve muy en cuenta. Sin duda, la generación beat fue un gran referente en aquellos años y continúa siéndolo.

G.A.: ¿En ese período también comienza a escribir sobre rock?
M.G. : No, mi primera incursión en el campo cultural no fue básicamente la comunicación radial o periodística sino que tuvo más que ver con una actividad literaria. Junto con otros amigos fundamos la revista Eco Contemporáneo, donde publicábamos cuentos y poemas. Mi espíritu organizador tuvo la posibilidad de manifestarse por correo con otras revistas análogas, que habían aparecido en América Latina y formamos una especie de red poética que la bauticé “Nueva Solidaridad”. Ya no sólo me escribía con Allen Ginsberg sino que también con varios poetas de Estados Unidos. Al entablar relación con otras revistas latinoamericanas organizamos en febrero de 1964 un encuentro de poetas en México. Recuerdo que fui con lo justo, un pasaje de ida y a partir de ahí me dediquè a andar de mochilero por los Estados Unidos, allí fui conociendo personajes de la literatura mundial, como Henry Miller y Thomas Merton con los cuales también entablé correspondencia . Cuando yo vuelvo de Estados Unidos con una experiencia ventajosa, organicé en el Instituto Di Tella una muestra de cine de vanguardia con la cinemateca de Nueva York y comencé a hacer mis primeras experiencias de periodismo profesional, trabajando en el diario “El Mundo”. Con el tiempo comencé a trabajar en la revista “Panorama” realizando críticas de cine y música.

G.A.: ¿Ahí es cuando inicia su relación con el rock nacional?
M.G.: Mi Primer contacto fue en La Cueva de Pueyrredón a través de una amiga Susana Nadal (La madre de Fidel) y fue por Carlos Mellino que paulatinamente me fui vinculando con Moris, Tanguito, Javier Martínez. Al tiempo iniciamos junto a Susana el primer recital grupal que lo llamamos “Aquí, allá y en todas partes”. Alquilamos el Teatro de La Fábula durante tres días, ahí tocaron Moris, The Seasons (banda de Alejandro Medina y Carlos Mellino). También se iba a sumar Javier Martínez, pero según Javier los genios no necesitan ensayar, así que se bajó del proyecto. Hubo gente que tocó y que no tuvo trascendencia por aquella época. También se acercó a la redacción de Panorama el hermano de Emilio Del Guercio a traerme el primer simple de Almendra, a partir del cual me vinculé con ellos. Después comenzó todo lo que es historia, el Festival Pinap del 69, el B.A.Rock del 70. Mi trabajo periodístico y mi simpatía generacional hizo que entablara relaciones con la mayor parte de los protagonistas de aquella época.

G.A.: En la última edición de su libro “Como vino la Mano” hay un manifiesto de Pablo Dacal acerca de la muerte del rock ¿comparte esa opinión?
M.G.: En el primer párrafo del manifiesto “asesinato del rock”, señala que éste ya no nos representa por completo. No decreta su muerte, sino que menciona la insuficiencia del rock en su momento actual. Esto es lo que sucede en todos los géneros musicales, los estilos de música cuando aparecen, irrumpen, tienen mucha fuerza, al mismo tiempo mucha resistencia, pero finalmente cuando se imponen entran en un estado de meseta y a partir de ahí se implantan en la generación contemporánea y mantienen su vigencia a través de los años o hasta que aparece otra forma musical que lo desplaza y dejan de ser novedad. Se convierten en una tradición. Hoy con cincuenta años de historia en el mundo, el rock es un género más, como el bolero o cualquier música popular, pero ya no es dominante

G.A.:¿Por qué instancias entiende usted que está atravesando el rock en Argentina?
M.G: La evolución que se da tanto en la música como en el cine y en la pintura, hace que surja una generación que no se limita a repetir lo que ya está consagrado, asimilado, sino que busca otras vías de expresión en lo experimental, en las mezclas de otros ritmos. Hoy estamos en un periodo de efervescencia y de invención donde no hay una forma musical consolidada como expresiva de esta época caótica, en la que estamos sumergidos, pero eso hace en gran medida que los músicos estén explorando con gran compromiso los caminos nuevos.

G.A.: ¿No hay músicos que nos representen como en las generaciones anteriores?
M.G.: Nadie me contestó, supuse que la carta había muerto. Luego de un tiempo recibo una carta del propio Ginsberg, donde me contesta amablemente diciéndome que con mucho gusto podía hacer uso de su poesía para difundirla en castellano. Me hizo una sugerencia, que pusiera las palabras más frontales e intrépidas que hubiera en el idioma y que me abstuviera de suavizar su poesía, algo que lo tuve muy en cuenta. Sin duda, la generación beat fue un gran referente en aquellos años y continúa siéndolo.

G.A.: ¿El rock ha perdido la poesía que lo caracterizó?
M.G.: El rock no está innovando, está en sus carriles históricos reiterando senderos que son conocidos y desde un punto de vista poético no han aparecido figuras notorias que establezcan una diferencia, que vayan más allá de lo que se ha amasado durante todo este momento.

G.A.: ¿Por qué este género popular ha sido tan castigado tanto por la derecha como por la izquierda en sus comienzos?
M.G.: Siempre ha tenido resistencias ideológicas en Argentina debido a la tradición singular en la que estamos inscriptos, para la izquierda que es netamente antiimperialista y antiamericana, el rock siempre fue visto como una presencia extranjerizante, desagradable, especialmente por figuras militantes. Una vez me tocó entrevistar a Pugliese, él tenia un desdén absoluto afirmando que no era música de acá, y eso ha pasado siempre y más en la época pionera, donde las conducciones universitarias que siempre fueron de izquierda y las más combativas nunca se solidarizaron con el rock, muy ocasionalmente hubo presencia de los rockeros en las facultades de Buenos Aires. Recuerdo un concierto de Sui Generis en la Facultad de Medicina pero no era una constante. Es curioso porque cuando surge la bossa nova en Brasil el concierto fundacional fue en la Facultad de Arquitectura, mientras acá la facultad se mantuvo retractaría. Y al mismo tiempo, la derecha argentina lo consideró como algo ajeno a su naturaleza, porque la derecha de nuestro país es pro europea, tiene una formación cultural netamente francesa, la antigua oligarquía terrateniente acostumbraba vivir seis meses acá y seis en París, por lo tanto esa porquería que tenìa raíces negras era detestable. Por otro lado, consideraban que era música de las chusmas, de personas de un extracto social inferior, por lo tanto era desdeñable.

G.A.: Sin embargo hoy es diferente, las grandes multinacionales los auspician y hasta organizan conciertos masivos…
M.G.: Todos quieren al rock, hasta en las campañas políticas, es un negocio más. Hoy las grandes marcas se han apoderado de los estadios, esto está pasando con la cerveza, con la indumentaria, el gran comercio se ha subido al caballo de una cosa que se hace en nombre del rock, pero que es muy híbrida, inventando revistas, inventando bandas que no son más que usufructuarias de lo que encuentran en la meseta ya impuestas y que desde el punto de vista musical y poético son bastante insuficientes.

G.A.: ¿Esto no era un poco previsible, viendo en qué forma venía creciendo el rock en Argentina como fenómeno de música popular?
M.G.: Esto ya se vio en Estados Unidos después de Woodstock. El modelo de mega recital que se expandió en todo el mundo, uno de los ejemplos ha sido el Rock in Río. En gran medida lo primero que apareció fueron las camisetas de rock, luego las motos, los equipos de audio. Hoy en día, de la mano de todo esto que es el rock comercial están las compañías de celulares vinculadas al rock híbrido, como medio de llegar a la juventud, la cual está visualizada como consumidora.

G.A.: ¿En dónde está haciendo agua el rock? ¿ Qué es lo que usted considera que está ausente en su poesía?
M.G.: Hoy el rock carece de conciencia social. Todo lo que ha sido la gran literatura, el arte, lo más trascendente ha tenido que ver con lo que es la experiencia humana y la experiencia del conocimiento y del proceso evolutivo de nuestra especie. En momentos críticos donde lo ecológico es dominante no se están diciendo cosas, esto no significa que el rock siempre tenga un mensaje verde, pero en este lugar está ausente. El rock nacional irrumpió en la Argentina en épocas dictatoriales y las letras apuntaban a lo difícil que era ser joven en la Argentina. Literalmente uno agarra la primera época y era la resistencia a la represión, el descubrimiento de la sexualidad y el deseo de vivir intensamente, eso hoy no está muy reflejado y todo aparece disfrazado de protesta y desde una protesta muy infantil.

G.A.: Pareciera ser que somos hijos del rigor, cuando hubo dictaduras florecíeron los grandes talentos a la hora de componer letras…
M.G.: Cuando teníamos las botas en la nuca éramos más creativos, más incisivos y más determinantes. Ahora todo se ha vuelto más blando y complaciente. Hoy el tema es cuánta gente metiste en un estadio, o qué equipos te has comprado, o en qué famoso estudio has grabado tu último trabajo. Es un momento en donde la piratería por internet hace que el negocio del disco esté desnaturalizado.

G.A.: ¿Sería un poco injusto señalar que gracias a Onganía surgieron los mejores músicos de este género?
M.G.: No, yo modificaría ese concepto, te diría que gracias a ellos no está más Onganìa, no porque hayan sido los únicos resistentes en la Argentina. Sería un acto de injusticia, a nivel sindical, estudiantil, hubo una militancia de resistencia, pero en relación a la música popular es gracias a la generación pionera del rock que estos elementos dictatoriales no prosperaron.
Si uno revisa las letras de las bandas de los años sesenta y setenta encuentra escrita una buena parte de la Historia Argentina de la resistencia, Miguel Cantilo, Charly.

G.A.: Si tendría que nombrar dos obras cumbres del rock nacional ¿cuáles serían a su entender?
M.C.: Comenzaría primero resaltando al que considero el grupo pináculo que para mi criterio es Serú Girán. La mayor parte de las bandas argentinas se disolvieron en el pináculo de su trayectoria, no cuando estaban en decadencia, no se permitieron entrar en ella y los que terminaron en su máximo potencial fueron ellos, sobretodo por la entrega y la creatividad de sus cuatro integrantes. También una de las obras magnas es Artaud de Spinetta que en verdad aparece firmado por Pescado Rabioso pero es una obra integral de Luis. Por otro lado en materia de blues urbano es imposible no remitirse a la obra de Javier Martínez, como un arquetipo fundacional, eso no quiere decir que no haya habido exponentes de blues urbanos de primera magnitud, pero en el caso particular de Martínez como generador de un estilo, me parece indiscutible. Es como una sinfónica, los que han aportado elementos para este concierto son innumerables.

G.A.: ¿Cuál es el mensaje que usted desea transmitir en Rock que me hiciste bien?
M.G.: A mí no me interesa la arqueología, hacer la cabalgata tipo disc jockey de éxitos del pasado, porque eso me molestaba en los viejos programas de tango, sólo pasaban los grandes momentos y los grandes valores de los años cuarenta. Yo desbarato material discográfico de los momentos fundacionales que nunca se reeditaron en cd, para esto me ayuda mi colección de vinilo. Históricamente utilizo más material de discos que no se consiguen en cd. Por supuesto que mi interés pasa por darle difusión a lo nuevo, tanto en vivo como en el estudio, o como la semana pasada en el Auditorio Nacional cuando festejamos los cuatrocientos programas. Músicos como Pablo Dacal, Antonio Birabent o Sebastián Wolff, me parece que son los que están haciendo la música que importa hoy como música urbana, no olvidemos que el rock es netamente urbano.

G.A.: Su programa llega a todo el país ¿también trata de difundir las bandas del interior?
M.G.: Absolutamente, me llegan producciones independientes de bandas nuevas a la radio que no tienen una mayor difusión en Buenos Aires: The Killer Burritos, Patagonia Rebelde de Rosario, hay bandas como Caburoblus que acaban de mandarme su nuevo disco y lo estoy pasando, y en Buenos Aires no se escucha. Siento que tengo la responsabilidad desde la A.M de Radio Nacional de darle una difusión a nivel país a todas las bandas, no sólo a todo nuestro territorio, sino que también nos llegan mensajes de Salto Uruguayo o de la Patagonia Chilena, por lo pronto es una responsabilidad. Hacer lo contrario de lo que pasaba en la época generacional, que había bandas que sólo se las podía escuchar yendo a sus conciertos, esto de llegar a todo el territorio nacional y atravesar fronteras me da mucho ánimo.

G.A.: ¿Qué rescata de esta última década de rock?
M.G.: Hay mucha materia prima dando vuelta, pero diferente de los inicios. Las bandas son efímeras, los solistas tienen un tema de impacto pero no constituyen una obra consolidada, digamos que estamos en el medio de una sopa que está hirviendo, tratando de desentrañar que es lo que se está produciendo y que sabor tiene. Pero estos diez primeros años del siglo XXI no han consolidado al rock. Hay exploradores de un territorio desconocido pero no descubrieron América.

Patricio Fernández

10 de junio de 2010

SE DERRUMBAN LOS DIOSES

Se derrumban los dioses,
estrellándose al caer
con una melancolía insulsa,
y el último adiós,
cubre los cuerpos
que se han marchado.
Elegía descubriendo
deidades en la retina,
visiones de un lobo clavado
en la arena, desprevenido.
Sucia música sacra
golpeas en la huída
y repites diariamente
este mensaje torpe
con las profundidades.
Amarillos mensajeros,
hay hombres sobre la pampa.

Lucía Serrano

6 de junio de 2010

CARILDA OLIVER LABRA

BUSCO UNA ENFERMEDAD QUE NO ME ACABE...

Busco una enfermedad que no me acabe
sino el dolor constante de la vida:
algo para fingir que estoy dormida
detrás de este temblor de escarcha grave.

Busco un agua cósmica que lave
la lágrima terrible que me oxida;
busco el morir distinto, y voy herida
por la pena vulgar que nadie sabe.

Y así me marcho, sonriendo a todos,
luminosa de gracia y desventura,
con el secreto horror hasta los codos;

callándome en el verso y en la prosa,
para que escriban en mi tierra dura:
esta mujer ha muerto de dichosa.

5 de junio de 2010

UNA MUJER CON SOMBRERO

Ella no está interesada en los reflejos ambarinos de opacos ojos
extrañando el alba.
Ella no quiere saber nada del antes, ni del después.
Ella no arriesga su iluminada voz por silencios estériles.
Ella sabe que es bastante llegar al mediodía escondida, pero
reconoce haber amado todas las fiestas de disfraces, donde se
dejó vivir lánguida, sin quitarse el sombrero, sin caer frente a
cualquier mirada.
El tiempo roto por los infortunios, persigue la alegría de una
mujer con sombrero, en las tormentas libres del aire que no
pasa.
Una mujer con sombrero, no ama los abismos por los que el
hombre cae.
Prefiere fiestas de gala, para que todos vean la belleza de su
sombrero.
Ama las multitudes, que aunque no la vean, estallarían de amor
en el encuentro con un ser alucinado, oculto debajo de la
textura de su sombrero.
Una mujer con sombrero, no dtecta ni luces ni sombras, ni
mujeres, ni hombres, sólo quiere espejos donde poder verse
girando con su sombrero.
Inalcanzable dama, que no recuerda tiempos anteriores y no
tiene esperanzas.

(del libro "La Ineptitud de los Vampiros" de Lucía Serrano)


"tango querido, tango, parecíamos mil haciendo el amor cuando se cruzaban tus piernas con las mías...MOM

31 de mayo de 2010

DEREK WALCOTT: BRINDARÁS POR TU VIDA...

El amor después del amor
Llegará el tiempo
cuando, con júbilo
te encontrarás llegando
a tu propia puerta, a tu propio
espejo
y cada cual sonreirá al dar la
bienvenida al otro,
y dirá, siéntate aquí. Come.
Amarás otra vez al extraño que
alguna vez fuiste.
Le darás vino. Pan. Le
devolverás tu corazón
al mismo corazón, al extraño
que te ha amado

toda tu vida, al que ignoraste
por otro, al que te conoce de
memoria.
Sacarás las cartas de amor del
estante,

las fotos, las notas
desesperadas,
despegarás tu propia imagen
del espejo.
Te sentarás. Brindarás por
tu vida.

ESTRELLA

Si, a la luz de las cosas, te desvaneces
de verdad, aunque pálidamente retirada
a una determinada y conveniente
distancia, como la luna suspendida
toda la noche entre las hojas, podrías
alborozar esta casa sin ser vista;
ah, estrella, doblemente compasiva, que vino
demasiado pronto para el crepúsculo, muy tarde
para la alborada, tu lumbre pálida
encauce lo peor de nosotros
hacia el caos
con la pasión
de un simple día.

*Versiones en castellano extractadas del portal informático de Casa de las Americas: http: laventana.casacult.cub

DESENLACE

Yo vivo solo
al borde del agua sin esposa ni hijos.
He girado en torno a muchas posibilidades
para llegar a lo siguiente:

una pequeña casa a la orilla de un agua gris,
con las ventanas siempre abiertas
hacia el mar añejo. No elegimos estas cosas.

Mas somos lo que hemos hecho.
Sufrimos, los años pasan,
dejamos caer el peso pero no nuestra necesidad

de cargar con algo. El amor es una piedra
que se asentó en el fondo del mar
bajo el agua gris. Ahora, ya no le pido nada a

la poesía sino buenos sentimientos,
ni misericordia, ni fama, ni Curación. Mujer silenciosa,
podemos sentarnos a mirar las aguas grises,
y en una vida inmaculada
por la mediocridad y la basura
vivir al modo de las rocas.
Voy a olvidar la sensibilidad,
olvidaré mi talento. Eso será más grande
y más difícil que lo que pasa por ser la vida.


FAMA

Esto es la fama: domingos,
una sensación de vacío
como en Balthus,

callejuelas empedradas,
iluminadas por el sol, resplandecientes,
una pared, una torre marrón

al final de una calle,
un azul sin campanas,
como un lienzo muerto

en su blanco
marco, y flores:
gladiolos, gladiolos

marchitos, pétalos de piedra
en un jarrón. Las alabanzas elevadas
al cielo por el coro

interrumpidas. Un libro
de grabados que pasa él mismo
las hojas. El repiqueteo

de tacones altos en una acera.
Un reloj que arrastra las horas.
Un ansia de trabajo.
*Versiones en castellano de Vicente Araguas.

**Derek Walcott (Castries, Isla de Santa Lucía, 1930). Poeta y dramaturgo. Autor de una vasta obra poética representada en gran parte por Colección de poemas 1948-1984, Testamento de Arkansas, 1987, y Omeros, 1990. Premio Nobel de Literatura 1992

28 de mayo de 2010

AMOR PERDIDO - LA JUVENTUD

IV

Nunca te dejes llevar por torpes sentimientos.
No ames, demasiado, el puro amor del alba
ni bebas, demasiado, del néctar de los labios
ni mires, demasiada, televisión por las noches
ni vayas a la guerra ni mates por la espalda.

No te dejes coger por la miseria de los ricos
ni por las ambiciones malignas de los pobres.
Tú tranquilo, hombre, que no pasa nada.
No te dejes engañar por el amor de una mujer
y mucho menos por el amor de un hombre.

Lo mejor de todo es no servirle a nadie y
trabajar duro, por las dudas nadie te sirva a ti.
Y después si todo lo bueno no te alcanza
escribe versos de costado, sin caer en el abismo,
sin derramarte en lágrimas, sin morir en el final,
sin abrirte, sin llamar la atención, un verso sólo,
fuerte, que desgarre las fibras de las letras,
pero que a ti te pase por encima, más allá de tu carne.

Después, descansa, toca la lira y canta en extranjero,
así, cuando ya nadie, nadie, pueda comprenderte,
serás, enteramente, libre, abierto a la vejez.

MIGUEL OSCAR MENASSA
Poeta español nacido en Argentina-1940
De “Amores perdidos”

25 de mayo de 2010

PALABRAS DEL VIENTO

Atraviesan la niebla
de este mediodía
palabras del viento.
La boca seca
pide desesperada
el rocío nocturno,
y un corazón
lleno de melancolía,
es el mío.
Ahogada sensación
de un bienestar
insatisfecho.
Se pierden las chispas
bajo el incendio cruel
de todos los desafíos,
y no alcanzan los faroles
para alumbrar los caminos.
Todas las palabras
son del viento,
y es ésta página blanca,
el aullido espectral,
del soberbio sinsentido
de la letra volando.
Música que sólo escuchan
mis oídos y nadie se da cuenta
que esa canción y su misterio
es nuestra única pertenencia
amor mío.

Lucía Serrano

22 de mayo de 2010

MIGUEL HERNANDEZ - PARA LA LIBERTAD

Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.
Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.
Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.
Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.
Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.

[Miguel Hernández, Para la Libertad,
1938-1939, de su poemario El hombre acecha].

18 de mayo de 2010

EL TORO

En una carretera sin destino,
voy buscando las huellas de un ayer oxidado
donde tu mirada y tu voz,
culminan los destellos de una noche transversal
de roces y sentidos.

Me acerco a tus silencios
y en ese impulso magnético,
tu boca y tus caderas
piden a los dioses de la noche
un paso más hacia la cima.

Entre tus sábanas,
despierto sorprendido
buscando el perfume de tu piel
y, en esa rotonda enamorada,
viajo hasta el futuro
que quiero volver a vivir
y en la locura de ese momento,
me doy cuenta que sentir,
es también ir encontrando
el ángulo recto,
la pérfida sonrisa entre mis manos.

Las horas,
pasan como canciones sobre los oídos
que acarician estos versos,
estas mañanas, esta humanidad...

LEANDRO BRISCIOLI

17 de mayo de 2010

LAS 2001 NOCHES - CICLO POETICO-MUSICAL

"Si es posible el poema es posible la vida"
Miguel Oscar Menassa

Candidato a Premio Nobel de Literatra 2010

LAS 2001 NOCHES
CICLO POÉTICO-MUSICAL
en LA FORJA Café Cultural
Bacacay 2414 Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Coordinan los poetas y psicoanalistas:
LUCIA SERRANO y JORGE MONTIRONI



Te esperamos el domingo 23 de Mayo a las 18 hs.

Presentaremos la revista virtual de Poesía, Aforismos y Frescores:
LAS 2001 NOCHES dirigida por el Dr. Miguel O. Menassa



- MICRÓFONO ABIERTO-

INFORMES: Tel./fax: 4749-6127 y 4903-7853
luciaserrano@las2001noches.com jorge_montironi@hotmail.com

ESTOY EN EL ABISMO

Estoy en el abismo de las horas quietas.
Mi dolor no figura, aún, en los libros.
Todo se empequeñece cuando no estás
ajena y vagabunda de oscuridad lejana.

¿Qué harás sin mí?

Vuelva
le prometo señora
un universo de cristal y nubes.

Magníficas brujas quemándose cada noche
para que usted pueda contarme su futuro.
Y en esa locura, nuestra tierna locura
nunca le diré que usted también morirá.
Nunca se lo diré.

Toda sed en mí,
amada,
es el paso perplejo
tembloroso del amor.

Miguel Oscar Menassa
De "La poesía y yo", 2000

12 de mayo de 2010

FATAL INSOMNIO

Intento multiplicar los pactos
y quiero verte volver desesperado
a inventar otros mundos.

Corro la telaraña del tiempo
transcurrido,
y deseo que vuelvas a mi lado.

Este hálito de vida
me ensordece
y no hay mundo
si tú no estás conmigo.

Ven amor mío,
descansa del vértigo
de habernos conocido,
y ejecuta esta sed
que no descansa.
Fatal insomnio
que tiene el peregrino.

Lucía Serrano