5 de junio de 2014

LEYENDA PARA UNA TUMBA PRESTADA

No me proporcionaron, nunca di un best seller.
El buen Théophile Gautier me aplastaba con su éxito
cuando yo pedía dinero a mi madre.
Poco queda de él y su chaleco rojo
se lo pone hoy el olvido.

Me prestaron la tumba, me enterraron
en donde yace el general Aupick
-mi padrasto-
ex Embajador en Constantinopla
y Caballero Condecorado.
Soy Charles Baudelaire, soy el padre
de la poesía moderna.

RAÚL GONZALEZ TUÑÓN
del libro "EL RUMBO DE LAS ISLAS PERDIDAS"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=2826493871469319904#postandcommentsettings