7 de agosto de 2015

CHARLES BAUDELAIRE

LA MUSA VENAL

¡Oh, musa de mi alma, que amas los palacios!
¿Tendrás tú, cuando enero vaya a soltar sus bóreas,
En los hastíos negros de las nevadas noches,
Un tizón que caliente tus pies amoratados?
¿Reanimarás entonces las espaldas marmóreas
Con los rayos nocturnos que cruzan los postigos?
¿Al sentir que vacías están tu bolsa y boca,
Cosecharás el oro de las azules bóvedas?
Precisas de ganarte el pan de cada día,
Moviendo el incensario, como hace un monaguillo,
Y cantando el Te Deum, en el que apenas crees,
O tu gracia ostentando, saltimbanqui en ayunas,
Y con risa empapada de lágrimas no vistas,
hacer que se divierta el vulgo a carcajadas.

(De Las flores del mal, 1857)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=2826493871469319904#postandcommentsettings