11 de julio de 2014

AÚN OTRA
Aún otra amarga gota en el mar sin orillas
donde lo grande pasa deprisa y lo pequeño
desaparece o se hunde, como piedra arrojada
de las aguas profundas al estancado légamo.

Vicio, pasión, o acaso enfermedad del alma,
débil a caer vuelve siempre en la tentación.
Y escribe como escriben las olas en la arena,
el viento en la laguna y en la neblina el sol.

Mas nunca nos asombra que trine o cante el ave,
ni que eterna repita sus murmullos el agua;
canta, pues ¡oh poeta!, canta, que no eres menos
que el ave y el arroyo que en ondas se desata.
ROSALÍA DE CASTROEspaña-1837
De “En las orillas del Sar

3 comentarios:

  1. ...canta, pues ¡oh poeta!, canta, que no eres menos
    que el ave y el arroyo que en ondas se desata.

    Que sería de la vida sin poesía?

    Bellísimo Lucía.
    Cariños.

    ResponderEliminar

https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=2826493871469319904#postandcommentsettings