22 de agosto de 2014

LA INTEMPERIE DEL DISCURSO

Querido:

Debo reconocer que te esperaba.
Inútil sensación sin cauce, río donde las aguas in-
tentan mezclar al ser que no teme derivas.
Desatada el alma, un interior perturba mis ideas.
Olores me convocan y nazco a la vida en un gesto
imprevisto.
Antiguas fierezas te reconocen habitante de la selva.
Anticipando tiempos, inventaba lo que nunca estaría.
Oculto las ansias de tenerte conmigo, me muestro
segura y despreocupa, sospecho senderos que llegan a las
puertas de una clave secreta, inatrapable para tu mirada, en-
tonces desvío y callo.
Es inevitable, una mujer desnuda, sacia siempre la
sed de un caminante.
LUCIA SERRANO (del libro "BLUES PARA LA CORONA")

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=2826493871469319904#postandcommentsettings