27 de octubre de 2014

UN RECUERDO DISTRAIDO


Un día me dije
frente al llano,
es ésta mi mañana,
ésta mi noche,
éstos mis días.

Puse la mirada
más lejos aún que de costumbre
y me tendí al sol,
a esperar que no me visitaran
los antiguos fantasmas.

Lo humano fue,
un pájaro herido
tirado a mi lado,
como si yo mismo
hubiese sido el asesino.

Después la vida
se convirtió
en aquél roble,
plantado por mi abuelo
en Andalucía.

Un recuerdo distraído.


LUCIA SERRANO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=2826493871469319904#postandcommentsettings